Las adicciones

adicciones

La adicción es un estado compulsivo que esclaviza la voluntad y los deseos; es un proceso ante el que uno se encuentra inerme y que controla, obliga  a pensar, a decir y hacer cosas que no van de acuerdo con los valores personales y que conducen a ser cada vez más obsesivo y compulsivo hacia el objeto de la adicción.

CARACTERÍSTICAS DE LAS ADICCIONES.

  • Tolerancia: Las sustancias adictivas desarrollan tolerancia, que es un fenómeno por el cual el consumido adicto necesita cada vez más cantidad de droga para conseguir el mismo efecto.

  • Síndrome de abstinencia: La sustancia adictiva es a tal grado necesario que cuando se carece de ella sobrevienen afecciones somáticas y psicológicas muy fuertes: una reacción de estrés en el sistema nervioso autónomo, que va de la inquietud o el nerviosismo hasta un estado de extrema agitación, aceleración de pulso, temblor y reacciones de pánico. Se presenta también el efecto de rebote: hiperactividad, convulsiones y somnolencia, que varía según la sustancia.

  • Auto-engaño:  Los mecanismos de defensa psicológicos impiden ver la realidad. Los principales de estos mecanismos son la negación, que consiste en no admitir que existe un problema; pero para poder negar la realidad se recurre a la represión, por la que los problemas se desplazan de la conciencia. Mediante el mecanismo de la racionalización se busca la explicación y las razones lógicas de una conducta que no es lógica ni razonable; de esta manera se distorsiona la realidad y, a través del desplazamiento, se atribuye a otros el problema. La mente recurre a engaños y a justificaciones para no abandonar la adicción.Curso-Tratamiento-Sexualidad-Adicciones-Prevencion-Drogodependencia_1

    El sistema de la vida del adicto es deshonesto por cuanto recurre a la mentira y a la manipulación.  El adicto no es, ni puede ser honesto consigo mismo y muchas veces arrastra a la familia a fingir, negar y aparentar; lo que los lleva a una confusión en la medida en que dudan de la certeza de sus percepciones. A los niños esto les afecta de manera especial porque no tienen otros marcos de referencia ni experiencia para formarse un juicio certero. El dependiente de las drogas no intenta causar daño conscientemente: él mismo cree en sus propias mentiras y auto-disculpas.

  • El deterioro ético: Éste aparece con especial intensidad. Todo está al servicio de la adicción: no importa lo que se haga o lo que se diga con tal de continuar con ella. Se puede robar, mentir, matar, descuidar a los hijos y a la esposa, dejar arruinados a los padres, etc.. También los codependientes (familiares o personas cercanas al adicto se enferman en cierto grado) caer en ello sin darse cuenta, por seguir el juego, porque no pueden o no quieren ver la dura realidad, o porque están manipulados y colaboran en los actos negativos del adicto. De ahí la importancia de hacer consciente el problema, lo que muchas veces se logra tocando fondo.

  • Pérdida de la fuerza de voluntad: las motivaciones contradictorias para eliminar la dicción, por una parte, y para seguir con ella, por la otra, hacen que se debilite la voluntad. En realidad, en el poder dejar de hacer algo a fuerza de voluntad radica la diferencia entre un deseo o habita y una adicción. 

  • Distorsión de la atención: La vida de la persona se centra en la adicción: ésta es su principal preocupación y lo demás pasan a segundo término, hasta  que deja de existir, trátese de personas, de actividades, de metas, etcétera.

4 comentarios en “Las adicciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s