RIESGOS DE NO COPLETAR EL PROCESO DE DUELO

La-negacion1

Aun que el duelo es una reacción saludable y natural a una perdida mayor, y su objetivo es conducirnos a recuperar la salud emocional, a veces puede ser una experiencia prolongada e intensamente dolorosa, que resulta en una abrumadora sobrecarga emocional. La reacción a la perdida puede durar meses, incluso años. Las personas en duelo nunca dejaran de extrañar a la persona que se fue o de lamentarse por su perdida, pero el dolor eventualmente amainará.

Las investigaciones realizadas en el mundo en los últimos años han revelado que cuando el proceso de duelo no se completa o no está bien manejado, puede generar un alto nivel de este que, a su vez, da origen a una gran cantidad de padecimientos, no solo psicomaticos, sino con manifestaciones bastante reales, como colitis, dolores musculares, dificultades para respirar y trastornos cardiacos, y que en algunos casos, cuando la pérdida es realmente insoportable, hay personas que mueren a los seis meses. Otros científicos, como los doctores Ward y Bunch, han descubierto que existe un riesgo cinco veces mayor al normal de suicidio entre adolescentes después del fallecimiento de uno de los padres.

Otros problemas pueden surgir también en el terreno de las relaciones sociales. Por si fuera poco, el duelo mal manejado, la perdida que no se acepta, pueden ser muy negativos para las relaciones familiares, a medida que los miembros buscan lidiar, comparables o incluso mayores a los de cualquier otro evento traumático, como un accidente o una noticia devastadora.

Por eso es importante completar el proceso de duelo y no quedarnos estancados en alguna de sus fases intermedias. Debemos conservar, en lo posible, un ánimo positivo, de amor por nosotros mismos, que nos ayude a recorrer el duelo en el camino hacia la superación definitiva de una perdida. Porque el tiempo es el gran sanador, pero si nos quedamos en el duelo, ese tiempo puede convertirse en una desventaja.

Es posible, superar una pérdida, ayudándonos a comprender y aceptar nuestros diversos estados de ánimo poniendo toda nuestra voluntad y nuestra fuerza espiritual para salir adelante y recuperar la felicidad que creímos se había ido de nuestras vidas para siempre.

 

“La vida está llena de espinas, y no conozco otro remedio más que pasar rápidamente entre ellas. Mientras más tiempo pasemos sumergidos en aquello que nos lastima, mayor poder tendrá para dañarnos. – Voltaire”

shutterstock_306069551-e1457452849702-632x398

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s