CONSEJOS PARA EL CONTROL DE LA IRA

  1. Identifica la hora o la situación en la que te enojes más

Enojarse se convierte en un hábito tan cotidiano, que incluso se puede detectar a que hora sucede con mayor frecuencia; intenta dejar de tocar esos temas que desatan el conflicto para que puedas disfrutar de los momentos sin problemas.

Ejercito-a-diario-500x332

  1. Haz ejercicio

Cuando te enfureces aumentan tus niveles de adrenalina, y esto provoca que tengas más energía, la cual puedes aprovechar para realizar alguna actividad que te guste, como correr, ir al gimnasio, jugar futbol, etc.

 

3. Cuenta hasta diez o cuenta hacia atrás

Esta actividad que parece muy simple, es un recurso útil para serenarte y ganar tiempo para pensar de qué forma te conviene actuar.

  1. Piensa cosas agradables

Consiste en pensar en una imagen que tiene afecto calmante para ti. Esto tiene el fin de que te distraigas y evites esa emoción de ira o ansiedad.

  1. Háblate a ti mismo

Cada uno de nosotros tenemos el poder de calmar nuestra mente. A veces nosotros mismo alimentamos nuestra ira, por lo que sería bueno que empezaras a hablarte a ti mismo y a aconsejarte con frases como: “tranquilo”, “mantén la calma, no te pongas nervioso”, etc.

  1. Desahógate

El llanto es una cosa que acompaña a la ira frecuentemente. Es mejor sacar lo que sentimos con lágrimas, a buscar una manera poco viable.

  1. Platica con un amigo

Esto es muy útil, ya que hablar es una buena manera de liberar energía. Te aconsejamos que cuando estes muy enojado, busques al amigo o familiar a quien más confianza le tengas.      Juntos pueden superar la crisis y encontrar soluciones

  1. Aprende a decir NOimage1-1

Con frecuencia nos enojamos porque hacemos cosas que en realidad no queremos hacer o no nos gustan. Para evitar este tipo de conflictos, debemos aprender a decir NO. Esto es parte de empezar a tomar las riendas de tu vida y disfrutar de tu libre albedrio.        Suena simple, pero la verdad es que no es tan fácil. A veces  no preocupamos tanto por los demás, que sentimos la obligación de ayudarlos, aunque eso rebase nuestras posibilidades.

  1. Aléjate de las cosas que te irritan

Si has detectado que algunas cosas te molestan, intenta evitarlas durante una temporada. Si alguien te cae mal o te saca de quicio, simplemente aléjate, no te quedes en donde esta esa persona para evitar conflictos.

  1. Se sincero

Una buena comunicación funciona para aclarar las cosas cuando alguien te saca de tus casillas. A veces la otra persona hace cosas que nos molestan, pero quizá no lo hace a propósito, sino que ignora tu sentir.    Por otra parte, también debes sincerarte contigo mismo; no trates de engañarte ni de buscar pretextos para tomar las riendas de tu vida.

  1. Se prudente

Si estas muy enojado, retírate de la escena hasta que puedas responder sin ira. En el momento en el que montas en cólera, es muy probable que no pienses claramente. Sal a tomar un poco de aire, aclara tu mente y después vuelve.

  1. Mira el lado positivo de las cosas

smile_post_itDebes evitar fijarte en el lado negativo de las situaciones que te acontecen o de los planes que tengas en mente. Asimismo, cada que te suceda algo malo no te deprimas ni te enfurezcas; piensa que en cualquier situación podemos aprender cosas nuevas.

 

13. Abre tu mente

Ser obstinado es algo que no ayuda cuando tenemos un problema con la ira. Nunca digas nunca. Estamos seguros de que si es posible cambiar tu temperamento y superar la ira, solo tienes que abrir tu mente a la posibilidad de hacerlo.

  1. Procura no obsesionarte con tus metas

No decimos que este mal planificar para el futuro, de hecho es muy necesario; lo que está mal es que nos obsesionemos con nuestras metas, ya que nunca podremos estar seguros de que las vamos a cumplir.      Para evitar frustraciones por las metas que no podemos alcanzar, es importante pensar que lo único que tenemos seguros es el hoy. El mañana no existe, es algo incierto, y el pasado ya se fue, es imposible modificarlo.

  1. Elimina las creencias negativas sobre ti mismo

Cuando se trata de controlar la ira, es muy útil dejar a un lado las autocriticas, ya que de esta forma dejaremos de exigirnos tanto a nosotros mismos.       Valórate a ti mismo. Fíjate en tus virtudes y trata de cambiar tus defectos. La autocompasión no te traerá nada bueno si no intentas cambiar.

  1. Platica sobre cosas buenas

Cuando nos inundan los problemas tendemos a platicar sobre estos con nuestras amistades, y como te hemos aconsejado, es bueno, pues así puedes encontrar soluciones que no se te habían ocurrido. No obstante, también es muy saludable platicar sobre cosas positivas.

  1. No seas prejuicioso

Una conducta típica de los seres humanos es crear expectativas sobre las personas y sobre las situaciones.     Es imposible saber que pasara en el futuro con las personas, ya que no podemos controlar su voluntad ni tampoco es posible saber qué pasará con una situación, porque las cosas suceden fuera de nuestro control.

  1. Dedícate tiempotiempo-personal-30312926

Tomate un tiempo para planificar una actividad que te guste. Puede ser tan simple como salir a caminar al parque, leer un libro, ver televisión o conocer otra ciudad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s