Cosas que no debes hacer cuando truenas, pero son lo primero que se te ocurre (SEGUNDA PARTE)

BUSCAR VENGANZA

Dice el refrán que “la vengfanza es un plato que se sirve frio”. Esto quiere decir que hay que evitar actuar cuando tenemos la cabeza caliente porque nuestros planes pueden volverse en nuestra contra, si actuamos en momentos en los que no podemos pensar con claridad.

Lo cierto es que cuando estamos lastimados, lo primero que nos viene a la cabeza es una manera de hacer pagar a nuestro ex por hacernos sentir tan mal. El desamor duele y el dolor nos hace tomar medidas que no siempre son las acertadas y, que en última instancia pueden lastimar a otros que no tienen la culpa de nuestro sufrimiento.

_95484472_revenge

Las acciones tiene consecuencias y estas llegan tarde o temprano. En realidad, no necesitamos hacer nada ya que la vida se encarga de “vengarse” por nosotros, ya que las acciones equivocadas tienen consecuencias y estas llegan tarde o temprano sin que tengamos que mover un dedo.

La lealtad no puede desvincularse de la amistad o del amor. La obligación del amor o amistad es ser leales y esta obligación es especialmente importante cuando el otro está en una posición vulnerable. Es justo entonces cuando la relación adquiere un sentido profundo. Y, si verdaderamente amamos a alguien, tenemos la responsabilidad de apoyarlos y acompañarlos.

El buscar vengarnos de nuestros enemigos tiene un costo muy alto. Se nos va la vida en ello y dejamos de disfrutar a las personas y cosas que si valen la pena. No es necesario darle muchas vueltas para darnos cuenta de que es mejor buscar sanar que morirnos en el intento de tomar venganza.

Es imposible poner en tela de juicio los beneficios del perdón pero también es cierto que muchas veces no estamos listos para perdonar y solamente podemos comprender las motivaciones que los orillaron a actuar de esa forma. Tarde o temprano, nuestras elecciones tienen consecuencias si fuimos déspotas o innecesariamente crueles, el resultado seguramente una dolorosa lección. Si actuamos de forma correcta, seguramente el resultado será positivo.

GASTAR COMPULSIVAMENTE

Shopaholic1La experiencia nos enseña que no hay buena razón para gastar más allá de nuestro presupuesto y que los dolores de cabeza para pagar las deudas muchas veces no son proporcionales a la felicidad que nos dio un suéter nuevo.

Es sano darse unos gustos quizá más de lo común, pero el endeudamiento extremo implica ponernos la soga al cuello, vamos acabar trabajando horas extras que quizá no queríamos. El endeudamiento además, no garantiza que el viejo amor regrese ni que consigamos uno nuevo. Piénsalo: ¿Querrías andar con alguien o volver con tu ex pareja solamente porque tiene un auto o ropa nueva? No lo creo. Date tus gustos y no unos buenos sustos.

LASTIMARTE POR LASTIMARLOtumblr_inline_n88z3pkjb01s14ug7

Efectivamente, el que te vea mal puede hacerlo sentir mal, y quizá consigas que se sienta culpable pero eso no recupera los sentimientos de amor que se han perdido. Si hubieras sido tu quien decidió finalizar la relación, ¿Volverías con tu ex pareja porque la vez mal, deprimida o enferma? Si lo piensas un poco más a fondo, lo que deberías preguntarte es si querrías que tu ex vuelva que tu ex vuelva contigo por lastima. Aun que la tentación de responder que si a cualquiera de estas preguntas sea grande, si somos honestos y tenemos algo de salud mental difícilmente nos gustaría que nuestra pareja este con nosotros por la razón equivocada. Finalmente, eso sería postergar la ruptura o, peor aún seguir en una mala relación.

CONTARLE A TODO EL MUNDO TUS PENAS

antes-de-hablar...P-1La verdad es que cuando nos toca ser el paño de lágrimas de los recién tronados lo hacemos con gusto, por un tiempo razonable. No nos importa recibir una llamada a deshoras o escuchar la misma historia varias veces, sin embargo, el proceso de duelo de una relación no puede ser eterno; como la paciencia de nuestros amigos tiene un límite.

Terminar una relación duele y cada uno tiene maneras diferentes de lidiar con ese dolor. Compartirlo con amigos es uno de ellos. El problema es que durante ese tiempo nos volvemos monotemáticos, repetitivos e insoportables. Si la ruptura es muy dolora el encierro y el periodo de calma deberían ser más prolongados. La restricción se extiende al uso de las redes sociales y el teléfono celular, en especial si hay más de una gota de alcohol en tus venas.

¿DESAHOGARTE EN LAS REDES SOCIALES? ¡POR NINGUN MOTIVO!depositphotos_25079041-stock-illustration-social-media-icons-texture-in

Las redes sociales, tan útiles en nuestra vida cotidiana, pueden convertirse en una verdadera amenaza cuando se termina una relación si las usamos como un medio para desahogarnos o ventilar nuestro enojo. A pesar de que casi de inmediato borremos aquello que escribimos o subimos, ya es demasiado tarde, cualquiera pudo haberlo copiado, retuiteado, compartirlo, o lo que sea, y la huella queda ahí, para siempre. Las “guerras” y recriminaciones, en titear o facebook, ya sea que tengan bien identificado al destinatario o no, hacen publico un asunto que no debería serlo.

Con el tiempo nos damos cuenta de ello y nos arrepentimos, pero ya es tarde. Mientras estamos dolidos y lastimados, con la razón obnubilada por el desamor, pensamos que ventanear a nuestro ex amor es una buena idea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s