IDENTIFICA LAS MALAS COMPAÑÍAS

Las malas compañías no siempre son fáciles de identificar, sobre todo si consideramos que a veces estamos tan contentos de ser tomados en cuenta por alguien, que no nos detenemos a pensar cuál es su verdadera forma de ser y cuales puedes ser sus verdaderas intenciones.

IMG_1967

Las malas compañías a veces parecieran no ser mal intencionadas para con nosotros, sin embargo, llevan una forma de vida y actúan de una manera que pueden llegar a afectar nuestro propios desempeño individual en la vida.

Es probable que en alguna ocasión te hayas reunido con gente a la que tus padres, hermanos mayores o amigos parecen no aprobar. Quizá en un principio te has negado a creer que estas personas pudieran hacerte algún daño, sin embargo, valdría la pena que pensaras un poco a cerca de los comentarios que te hacen sobre ellos.

Tal vez tú te sientes a gusto en su compañía y por ello no has percibido el hecho de que tengan hábitos, costumbres o estilos de vida que pudieran ser no muy gratos para los demás. Es probable que fumen o beban demasiado, o quizá se droguen. Podrías incluso no está tú mismo enterado.

Las malas compañías no siempre manifiestan una conducta agresiva en tu contra, a veces incluso pueden no hacerte daño, sin embargo, a la larga, los hábitos y las costumbres de las personas son copiados por los demás, por el simple hecho de la convivencia cotidiana.

Esto no significa que si sabes que alguno de tus amigos tenga un hábito que puedas desaprobar, tienes que huir de su compañía inmediatamente. Podrías incluso, intentar persuadirlo de que su estilo o sus actitudes no le convienen. Lo importante es que si decides hablar con él sobre este asunto, lo hagas sin herir su susceptibilidad, sus sentimientos o su orgullo, pues no lograrías nada y sí en cambio, podrías empeorar la situación.

4056318539Otro tipo de malas compañías suelen ser los manipuladores y vale la pena que tomes una decisión definitiva respecto a ellas. Podrías elegir entre alejarte de ellas por considerar nefasta su intervención en tu vida, o podrías incluso elegir aprovechar sus intentos de manipulación para, al enfrentarte a ellos de manera asertiva, aprender a rechazarlos.

Las personas manipuladoras pretenden que dejes de vivir tu vida por la de ellos. Pretenden que abandones tu propio estilo y forma de ser por el de ellos. No se conforman con lo que son y tampoco con lo que son las demás personas, llegando al extremo de pretender cambiarlas a su modo.

Este tipo de gente es triste por naturaleza. Viven frustrados porque no son capaces de aceptar a los demás como son y pretenden adaptarlos a su estilo de vida.

Sólo aprendiendo a no caer en sus trampas, podrás dominar la situación y al mismo tiempo fortalecer la confianza en ti mismo.

NUESTROS PROPIOS ENEMIGOS

Si bien es cierto que todo el mundo tiene muchos enemigos, algunas veces inexplicablemente, sin motivo, también es cierto que contamos con enemigos propios, esto es, dentro de nosotros mismos.

tumblr_m9f34rytFH1r6afyyo1_500

Uno de nuestros propios enemigos es el temor. El temor nos paraliza, nos inmoviliza y nos impide razonar con claridad ante las circunstancias.

 

Si enfrentamos el temor con valor y acciones, entonces lo habremos de desvanecer. Si en lugar de esto, nos dejamos petrificar, entonces nos quedaremos a merced de las circunstancias.

Para evitar el miedo, debemos pasar de inmediato a la acción. Tomar una decisión y llevarla a la práctica.

Otro de nuestros enemigos internos es el prejuicio. Siempre estamos pensando en lo que pensarán de nosotros los demás si hacemos tal o cual cosa: “Es mejor que no le pida que sea mi novia, pues probablemente me va a decir que no por mi enorme nariz”. Sin saber que a lo mejor ni si quiera se ha fijado en este “pequeño” detalle.

Prejuzgamos cuando pensamos por los demás, sin darles la oportunidad de que nos expresen lo que sienten o piensan acerca de nosotros.

Hay que eliminar a este enemigo interno, otorgándoles a los demás la oportunidad de decirnos por ellos mismos lo que piensan de nosotros. O aun más, aunque no nos lo digan con palabras, sus actitudes de aceptación valdrán más que mil palabras.

Uno más de nuestros enemigos internos es la falta de confianza en nosotros mismos. A veces pensamos que no somos capaces de lograr determinado objetivo, sin haber siquiera intentado alcanzarlo. Esto se puede evitar convirtiendo los pensamientos negativos en positivos, simplemente diciendo lo contrario: “Voy a poder, voy a poder”.

tumblr_ouwpjuEgIb1sf7y4lo1_500Otro de nuestros enemigos internos es la autocritica negativa. Si bien la autocrítica puede ser positiva para mejorar nuestro desempeño, cuando abusamos de ella y la convertimos en un hábito exagerado, entonces deja de sernos útil y comienza a hacernos daño.

La autocritica exagerada, más que aportar beneficios, hace que nos sintamos incapaces de hacer bien las cosas, pues el hecho de estarnos repitiendo que todo lo hacemos mal, puede llegar a hacer que nuestra mente se lo crea y asuma que, en efecto, nada podemos hacer bien.

En lugar de criticar lo que pensamos que estamos haciendo incorrectamente, debemos cambiar nuestras habilidades que seguramente tenemos por ahí escondidas.

Cuando asumimos críticas negativas hacia nosotros mismos, disminuimos nuestra autoestima y hacemos que el trabajo hecho hasta ahora, se pierda o disminuya su valor.

Un enemigo más que llevamos dentro es la expectativa exagerada de las cosas. Esto significa que muchas veces pensamos que debemos obtener lo mejor y a veces, cuando esto no es posible, caemos presa de la decepción.

Cuando acudes a una fiesta y, en lugar de disfrutarla, estás esperando que ésta sea como tú quisieras que fuera, la fiesta pasa y te queda un sentimiento de frustración por no haber conseguido que fuera a tu entero gusto. En lugar de esto, olvídate de falsas expectativas y disfruta del momento, sin pensar que pudiera ser mejor. Esto es muy similar a lo que ocurre a personas que estando en una fiesta, gustan de planear la de la próxima semana, en vez de disfrutar la del día de hoy.

Pensar que una persona debe amarnos tanto como nosotros quisiéramos, también puede llevarnos a sufrir una gran decepción. A veces las personas nos aman a su manera y si nosotros esperamos que hagan tal o cual cosa y no logran adivinar nuestros pensamientos, entonces llegamos a sentirnos frustrados. Si tú eres de las personas que piensan de esta manera, quizá fuera conveniente que te dieras cuenta de que nadie es adivino y si deseas un trato específico hacia tu persona, entonces lo más lógico y conveniente sería que se lo hicieras saber pidiéndoselo directamente.

Pedir las cosas puede hacer que tus esperanzas se acerquen un poco más a la realidad, aunque no necesariamente será la fórmula para cumplir con todas tus expectativas.

Por último, a veces pensamos que el mundo se va a acabar si no ocurre tal o cual cosa. Esto es pensar demasiado negativamente, pues es lógico que no siempre las coas salgan como nosotros quisiéramos que ocurriesen.

Es más probable que muchas veces te hayas visto decepcionado al esperar que una situación fuera como tú lo tenías planeado. Recuerda que muchas veces las cosas no salen como uno quiere y en verdad, no se acabará el mundo por esto. Así que, lo mejor que puedes hacer es comprender esta idea y dejar de lamentarte por lo que pudo haber sido y no fue.

decisiones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s