DISCIPLINA AFECTIVA Y EFECTIVA EN LOS HIJOS

Hablemos sobre que es la disciplina, esta consiste en una serie de estrategias para que los hijos puedan distinguir lo aceptable de lo NO aceptable de su conducta y de las de los demás en el contexto de la sociedad en la que viven.

“La disciplina es el medio para que los valores puedan ser enseñados y aprendidos”

Seamos mas eficientes, efectivos y afectivos, buscar ese balance a la hora de educar es todo un logro. Hoy en el gran reto de educar es ser congruente: significa actuar como dices y piensas y consistente que es actuar congruentemente de manera permanente.

Obviamente lo mejor es asumir y analizar desde donde estamos parados, que tipo de crianza estamos dando si es una paternidad permisiva (inconstante), con sentimientos de culpa (compensatoria), alianzas (estrategias), roles confusos (padre-amigo/adolescente) o desenfocada (más proveedora) y de aquí partimos.

Esta disciplina se da a partir de establecer límites y generar la opción de realizarlo con convicción o sin ella, no siendo opción no realizarlo, ya que son los padres quienes han dado la instrucción y esta no es optativa.

Y no estamos hablamos de un autoritarismo, pero que quede claro que los limites enseñan a pensar, a discriminar y por ende a elegir, favorecen la integración social y madurez emocional y el respeto y obviamente aprenden que hay reglas, algunas les parecerán justas y razonables y tal vez otras no tanto.

 

En psicología se dice que se aprende a través de dos opciones:

APRENDER DEL ÉXITO: esto es cuando realimentamos con información positiva como consecuencia de una acción o comportamiento bueno, el niño sentirá la necesidad de sentirse correspondido con elogios, y aquí viene el “mas elogios, menos gritos”.

APRENDER DEL MODELO: el niño aquí observa e imita, pon demasiado cuidado en como te comportas, como eres tu y su entorno, será el.

Es muy importante que estemos los padres emocionalmente estables, ya que así estará al máximo tu capacidad de tolerancia y aceptación hacia tus hijos, así tendrás más libre la visión para sancionar las acciones de tus hijos y no su personalidad.

“Quien vive la situación la resuelve y sus consecuencias son oportunas, lógicas y proporcionales”

El objetivo principal de la disciplina afectiva y efectiva es buscar el uso de estas técnicas, un compromiso viable donde tus hijos asuman responsabilidad y aprendan que no se gana necesariamente en todas las decisiones y que hay posibilidad de llegar a acuerdos.

Educar es un acto de: amor y desprendimiento, dulzura y firmeza, paciencia y decisión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s