PRINCIPALES MOTIVOS DEL INFIEL (PARTE 1)

La infidelidad es la ruptura inadecuada (deshonesta, oculta o engañosa) de un pacto o acuerdo (tácito o implícito) afectivo, sexual, o ambas cosas, preestablecido. La infidelidad.

MOTIVO 1. Imposibilidad para intimar, emocional o sexualmente, con la pareja.

la-ciencia-asegura-que-todo-el-mundo-guarda-varios-secretos-son-estosEntendemos por intimidad la capacidad para mostrarse tal cual es, sin careta ni disfraz, sino con los miedos y las potencialidades que cada uno posee; para aceptar y recibir del otro lo que puede dar y, desde ahí, tener la facultad de honrar el dar y recibir amor.

La intimidad es enseñar nuestra esencia y ser capaces de retirarnos y diferenciarnos después de un encuentro. Muchas parejas creen que hacer y contarse todo es sinónimos de intimidad, y por el contrario, significa un ir y venir de la diferencia a la fusión y de la fusión a al diferencia.

A medida que el ser humano se va conociendo siente desconfianza de mostrarse tal cual es. Uno de sus principales miedos es el rechazo o abandono.

Con el paso del tiempo, tal vez nos demos cuenta de que esa partde de “mostrarnos” como somos nos gusta, nos sienta, nos ayuda a identificar y nombrar los miedos, y a la vez contribuye a relacionarnos mejor. También se puede querer y ser querido siendo sinceros.

Si se es infiel porque no se puede intimar con la pareja, y lo mismo sucede con un tercero, es probable que la experiencia nada aporta al autoconocimiento, y mas bien sea inadecuada. “Es el mismo infierno con diferente diablo”.

MOTIVO 2. Falta de comunicación honesta con la pareja.

tumblr_inline_nfomjvUGyF1qdnjweHay momentos en que queremos, y exigimos, una comunicación honesta, pero cuando la recibimos no estamos preparados para ella y la interpretamos como una forma de ataque. En otras ocasiones, confundimos comunicación honesta con control. Puede suceder también que esta información honesta se utilice de manera incorrecta en el momento de un desacuerdo y, como un arma en contra, se nos revierta.

Quien vive en una relación de extrapareja informa que a veces la tiene para satisfacer su necesidad de sentirse escuchado de manera empática y con mucho menos juicios que con su pareja estable. Se está cómodo porque no se trata de rendir un informe de cuentas, se siente menos presionado, o bien, aprecia el ser escuchado.

Los conflictos de comunicación dependen, en gran medida, de la inhabilidad para manejar los sentimientos, negativos o positivos, que manifiesten nuestras parejas, sin que nos hagan sentir que somos atacados. Oír cosas negativas no es agradable, y cuando ocurre, automáticamente nos ponemos a la defensiva y nos “colgamos” lo sentimientos del otro, perdiendo todo punto de vista real.

MOTIVO 3. Falta de solución de problemas creativa o asertiva.

problemas-en-las-relaciones-de-pareja

A veces, en la pareja, adoptamos una actitud inflexible e inamovible, asumimos nuestro rol y cuando enfrentamos algún problema, es usual que lo abordemos desde esa perspectiva, sin querer cambiar el papel que nos hemos adjudicado dentro de la relación. Desde esta postura, es común que los problemas se viertan en un campo de batalla, en donde se establecen categorías de combate que dan como resultado a un ganador y a un perdedor.

A lo largo del tiempo este ganar y perder va desgastando la relación y resta a la pareja la posibilidad de tener mayor creatividad y asertividad par la resolución de los conflictos; al mismo tiempo, hace que el individuo, en cualquiera de estas dos posiciones, deje de crecer, se sienta estancado y muchas veces preso de su rol en la pareja.

El espacio que se encuentra con la extrapareja les da oportunidad para desarrollar habilidades personales (sensación de libertad, autenticidad, y otras), que parecen imposibles con la pareja de compromiso.

MOTIVO 4. Desilusión por expectativas no satisfechas.

Y por cierto… No era un príncipe azul  ni una bella dama.

d4a27828209cbd42afbb8e4195002443Cuando nos enamoramos, todos ponemos en el “otro” características que a veces no tiene, y si las tiene, tendemos a disminuir y minimizar eso que llamamos “defectos” o diferencias, y las magnificamos enfocándonos en las “cualidades”. Posteriormente, si pasa el enamoramiento y no tenemos atributos que destacar, no sentimos artistas y pretendemos transformar la materia prima obviando su verdadera esencia.

Así se llaga a la etapa de la “gran desilusión”, la que, como bola de nieve, crece y crece hasta alcanzar una pendiente para luego caer arrasando todo lo que está a su paso.

Un sinnúmero de infieles han reportado que su pareja no cumple con las expectativas de vida o de persona que imaginaron cuando se comprometieron.

La desilusión por pensar que sufrieron un engaño es tan grande, que no se dan cuenta de su propia responsabilidad al colgarle a la pareja tributos y cualidades que no eran reales.

MOTIVO 5. Incapacidad para solucionar las diferencias entre expectativas y realidad.

Ya me di cuenta de que no es el príncipe azul.”

Mi princesa se convirtió en madrastra.”

tumblr_n6rsnqkvw31sjgiiso1_500

Puede ser muy negativo si nos quedamos con la idea infantil de que en el mundo existe una persona exacta para nosotros y perfecta para nuestras necesidades, una media naranja que nos complemente y nos haga felices. Así comienza el peregrinaje, ese ir y venir buscando y cambiando de parejas con base en el esquema de sentirnos incompletos.

Ver nuestras expectativas incumplidas causa tal dolor, que podemos caer en situaciones extremas, como querer controlar las variables, los movimientos y las respuestas del otro, o quizá vivir con la necesidad y la esperanza de encontrar a alguien que cumpla con los requisitos que requerimos para sentirnos completos.

Le endosamos tal responsabilidad a ese príncipe azul o a esa bella durmiente que iven en nuestra imaginación, y que consiguen situarnos en un futuro incierto, y postergarnos la posibilidad de experimentar la felicidad en el presente.

El infiel se asocia con esta situación siente el impulso de hacer algo que lo reafirme en tiempo presente y que lo acerque, lo mas que pueda, a lo que conforman sus sueños. En otras palabras, al no poder lidiar con sus expectativas y con la realidad que vive con su pareja actual, piensa que se ha equivocado y para conseguir rectificar el error, debe colocar esos ideales en otra relación que sí llene sus expectativas y necesidades. Lo cierto es que desde el principio muchas de nuestras expectativas de pareja están lejos de la realidad, en especial, cuando queremos acciones por parte de nuestras parejas que se contraponen a los deseos intrínsecos de ellas.

MOTIVO 6. Incapacidad para manejar tensiones dentro de la pareja.

Cuando el ambiente que se respira alrededor de la pareja es tenso, surge el miedo por diferentes razones: no sabemos enfrentar los sentimientos negativos, no hay capacidad para expresarlos o, simplemente, tenemos recelo de perderla. Esto se debe a que en el tema de pareja siempre existe esa sensación interna de incertidumbre, de como será el futuro o el final de la relación. Y por esta razón, a veces se opta por tener una relación paralela que ayude a equilibrarnos mientras se resulve la situación con nuestra pareja de compromiso.

MOTIVO 7. Amores inconclusos.

A lo largo de la vida el ser humano va siendo la suma de las experiencias que ha vivido. Usualmente, cuando nos reencontramos con amores del pasado, intentamos evocar esa vivencia y nos enfocamos en la persona en sí, pero en ocaciones, este sentimiento no tiene nada que ver con el sujeto, sino con la remembranza de una época y el momento vivido.

Cuando tenemos oportunidad de concluir asuntos pendiente, es muy dificil ser honesto con nuestra pareja de compromiso, debido a que la situación se vuelve complicada y confusa por no saber que hacer. Por un lado, la expareja se hace presente y pugna por dar continuidad a la relación; y por otro lado, se busca resolver lo que quedó inacabado poara conluir ese capítulo de su vida.

MOTIVO 8. Desilusión por insatisfacción personal.

presente

Cuando estamos enamorados perdemos de vista nuestro centro, camino, ambiciones, voluntad, deseos, necesidades, desarrollo y crecimiento; luego, colocamos de lado todo ellos y creamos el “cuento” de que lo hacemos en beneficio de la pareja.

Apostamos y ponemos todos nuestros esfuerzos e ilusiones en nuestra pareja, en su crecimiento, sus gustos y su progreso. Tiempo después, cuando el enamoramiento pasa y queremos retomar nuestra vida, nos sentimos perdidos y en desventaja. Así pueden empezar reclamaciones de las necesidades pasadas y presentes que hasta ahora no han sido cubiertas.

Las parejas están para acompañarnos en algunas partes del proceso de nuestra vida, mas no son el medio para satisfacer nuestras necesidades.

MOTIVO 9. Crecimiento y desarrollo desigual de la pareja.

Ahora, muchas parejas se unen por diferentes motivos y sus acuerdos para la relación que llevarán son variados y diversos. En ese recorrido juntos, como pareja, la desigualdad de intereses suele causar alteraciones en la relación, al punto de llevarlas a la infidelidad.

En cualquier que sea el caso, el resultado casi siempre es el mismo cuando existe un evolucion discrepante y sin afinidad en la pareja: surgen desencuentros que van acompañados de inconformidad, enojo, molestia, dudas, miedos, y otros. Los sentimientos tienden a ser semejantes para ambar partes: desolación, confusión, pérdida, falta de apoyo, de escucha y de compañía. Eso aumenta la probabilidad de que uno de los miembros, o ambos, conozca a alguien sin proponérselo y ese alguien le proporcione la comprensión, interés, acompañamiento y nivel de engranaje exactos para sobrellevar el desarrollo en que se encuentran.

MOTIVO 10. Por enamoramiento y/o por amor.

Un motivo poco reconocido por las personas infieles es el vinculado con el enamoramiento y que resulta dificil de justificar, pues no depende de la pareja sino de unos mismo.

Se sabe que el enamoramiento es una etapa que puede durar de seis meses a dos años ininterrumpidos. En unos casos el enamoramiento pasa y la relación con la extrapareja termina, pero en otros basta un evento, quizás externo, para que nos cuestionemos el sentimiento por esa persona; pueden ser vínculos y vivencias que se han fortalecido con el tiempo, para dar paso al amor.

Cuando el sentimiento surge y uno se deja llevar por el, puede convertirse en un alimento para su desarrollo y crecimiento personal; por lo general pueden llevar ambas relaciones en paralelo. Se puede amar a más de una persona a la vez, ya que el amor no es excluyente; muchas personas infieles afirman que aman a sus dos parejas.

MOTIVO 11. Cambios en el ciclo vital de la pareja.

Toda pareja pasa por diferentes etapas o ciclos, y con cada cambio que se produce, surgen ajustes y reacomodos de acuerdo con la evolución familiar. Cuando esto sucede, si hay un equilibrio dentro de la pareja, se pueden sortear los cambios venturosamente. Pero en el caso de que haya un fractura, por pequeña que sea, los cambios pueden ser caldo de cultivo para una infidelidad.

Plantearse la posibilidad de tener hijos es una de las decisiones más trascendentales para una preja, y embarazarse no suele ser una tarea sencilla para algunos. Este tipo de situaciones crean distanciamiento y tensión, sobre todo cuando la sexualidad se focaliza en la procreación.

De igual forma, sentirse relegado por la llegada de los hijos también puede contribuir a la infidelidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s