TRASTORNOS DE ALIMENTACIÓN (TCC)

Los trastornos de la alimentación son problemáticas psicológicas, emocionales y conductuales sumamente complejas que han aparecido como una especie de epidemia desde hace una o dos décadas.

cinta_0La explicación de este fenómeno  queda sujeta a un sinnúmero de factores cuya interacción resulta muy compleja. En la mayor parte de los casos se entremezclan elementos de personalidad que van desde trastornos formales de la personalidad (trastornos: límite, narcisista, obsesivo-compulsivo, dismórfico, etc.), hasta características y rasgos en la personalidad que son predisponentes (actitudes irracionales de perfeccionismo, inseguridad, autoindulgencia, autocompasión, culpa, etc.), experiencias de vida criticas o traumáticas o conflictos en torno al manejo y/o integración de la sexualidad, elementos de presión sociocultural, factores de disfuncionalidad familiar, desbalaces, bioquímicos a nivel cerebral, la presencia de otros trastornos afectivos (ansiedad, depresión, etc.) o tendencias genéticas o heredo familiares en cuanto a otro tipo de padecimientos médicos (diabetes, hipoglucemia, tumores, etc.).

En muchas ocaciones, los elementos que pudieron haberse conjuntado para determinar el que una persona se encontrara en una posición vulnerable para desarrollar (por debajo del 15% esperado como peso normal adecuado con su edad y su estatura), distorsion en la autoimagen corporal y junto con ella un temor acentuado a subir de peso y convertirse en obesos.

bulimia-mujerLa bulimia tipo purgante se caracteriza por periodos regulares de ingestión voraz o descontrolada de alimentos, seguidos por la presencia de conductas compensatorias tales como: auto-inducción del vomito y utilización excesiva de laxantes, diuréticos, medicamentos para controlar o disminuir el hambre  y enemas, principalmente. La bulimia de tipo no-purgantes caracteriza por periodos regulares de ingestión voraz de comida, que generalmente son compensados mediante ayunos y/o ejercicio compulsivo, predominantemente. En ambos tipos generalmente se presenta cierto grado de distorsión en la autoimagen corporal o acentuada insatisfacción en la misma, así como sentimientos de autodevaluacion relacionados con el peso y talla o autovaloración ligada a estos.

El trastorno por alimentación compulsiva se caracteriza por una ingestión desordenada, frecuentemente o  excesiva de alimentos, con frecuencia debida a periodos de restricción o canalización de emociones  a través de la conducta alimentaria. Habitualmente esto es experimentado como perdida de autocontrol y genera emociones como culpa, vergüenza, enojo o ansiedad que no son seguidas por la adopción de las conductas compensatorias típicas de la bulimia. Con frecuencia, aun que no necesariamente, la persona presenta sobrepeso y / o constantes fluctuaciones en el peso.

Estos trastornos se presentan tanto en hombres como ej. Mujeres, observándose que cada vez es mayor el número de hombres que lo desarrollan, ya que de cada 10 casos, 3 son hombres.

transtornosalimenticiosEs posible observa que, en la actualidad y de manera sumamente común, los jóvenes pre-adolescentes, adolescentes e inclusive en etapa de adultez temprana presentan toda una gama de manifestaciones y conductas alimentarias que pueden ser consideradas “anormales” o sumamente inadecuadas, tales como la continua preocupación por realizar dietas de todo tipo y de utilizar toda una serie de productos que generalmente resultan peligrosos, con el fin de bajar de peso, por el hecho de encontrarse insatisfechos con su peso corporal y complexión física y/o de comenzar a canalizar a través del peso y la comida toda una serie de conflictos o insatisfacciones de índole psicológica y emocional.

Las personas se encuentras sujetas a un bombardeo excesivo de ideas sobre nutrición de índole muy variada, y muchas veces contradictorias, como resultado de los multiples métodos “milagrosos” y sistemas de dietas que se encuentran en boga. Lo común es observar que las personas se encuentran involucradas en la realización de dietas, reciben constantes muestras de admiración a nivel social si logran bajar de peso.

Es frecuente escuchar por parte de las personas que ya han desarrollado formalmente estros tastornos que “nunca pensaron que perderían el control”, que “no se dieron cuenta de en qué momento dieron el salto hacia el trastorno”, que “en menos de un abrir y cerrar de ojos encontraban atrapados” y que por más intentos que han hecho por retomar “normalidad” en su alimentación no lo han conseguido. Por ello resulta sumamente importante tener presente que cualquier persona puede ponerse en riesgo de desarrollar este tipo de trastornos tan difíciles de superar y que muchos de los hábitos que los jóvenes desarrollan desde edades tempranas pueden estar fungiendo como antecedentes de un trastorno grave; que una vez desarrollado el trastorno resulta muy complejo salir de él, y que por esta razón, es preferible guardar una postura tal vez excesiva, cautelosa y buscar ayuda a tiempo.

En la mayor parte de los tratamientos se requiere la participación de un psicoterapeuta especializado en el manejo de trastornos alimentarios, un nutriólogo especialista en el tratamiento nutricional de los mismo, un psiquiatra, para el manejo farmacológico y en ocasiones inclusive un endocrinólogo o médico internista con experiencia en este campo, dependiendo de la severidad del problema.

5971f0a112574_645x1569

3 comentarios en “TRASTORNOS DE ALIMENTACIÓN (TCC)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s