TRAZA TUS METAS Y OBJETIVOS

1. TRAZAR UN META

principal.jpgLo primero entonces es saber qué quieres lograr. Desde lo mas sencillo, como comprar un auto, hasta lo mas complicado, como conseguir el empleo de tus sueños. Para cualquier meta, el proceso es siempre el mismo.

Algo que te ayudará es ponerlas por escrito. Haz una lista de tus metas, en el orden que quieras, conforme se te ocurran, sin importar su tamaño ni su relevancia. Esa lista contendrá tus sueños, tus objetivos, el sentido mismo de tu realización personal.

2. FIJAR PRIORIDADES

Ahora, acomoda tus metas por orden de importancia, de mayor a menor. Seguramente, lo que más deseas será lo más difícil  o lejano de lograr.

Una vez que fijes prioridades, puedes eliminar aquellas que realmente no constituyan un objetivo. Esto te ayudará a concentrarte en lo más relevante.

3. ORGANIZAR TUS METAS

Fijadas las prioridades, debes ponerle plazo a la realización de cada una. Esto te dará tres categorías:

  • Metas a corto plazo: Son las que debes conseguir en un plazo máximo de un año.
  • Metas a mediano plazo: Son aquellas cuya consecución te llevará entre uno y cinco años, como aprender otro idioma, hacer una maestría, capacitarte para obtener un empleo mejor.
  • Metas a largo plazo: Para lograrlas, necesitarás más de cinco años. Son las metas más grandes, como comprar una casa, quizá tener un negocio propio empezando de cero, auténticos proyectos de vida.

ferramentas_assessoria_de_imprensa-731x488.pngSolo tu sabes cual debe ser el plazo para lograr cada una. Nuevamente, este lapso de tiempo debe ser realista, a menos que te gusten los retos y quieras conseguir mucho en un periodo no muy largo. La idea es que te des tiempo sobrado para conquistar tu meta, pero sin que el proceso se eternice.

4. PLANEA

Esta etapa es básica. Analiza cada meta para saber cómo llegarás a ella. Hay gente que se imagina un camino que tiene distintas etapas, o una escalera con varios peldaños. Cada etapa, o peldaño, es una meta parcial que debes conquistar hasta alcanzar la que está al final del camino o en lo alto de la escalera.

La planeación debe ser cuidadosa y, sobre todo, exigente.

5. PERSISTE

Nada de esto servirá si no te decides a entrar en acción. Puedes trabajar en varias metas al mismo tiempo, pero no deben ser tantas como para dispersar tus energías.

Y una vez que te has puesto en movimiento, el secreto es la persistencia, de la cual hablaremos con mayor abundancia más adelante. Fija esa meta en tu mente todo el tiempo, no te apartes del camino o de la escalera, ni permitas que nada desvíe tu atención. Haz cada día algo que te acerque a ella y no tires la toalla al primero obstáculo, o a la primera caída. Ten en cuenta que si la trazaste con eficiencia, entonces está a tu alcance.

6. CONQUISTA

never-give-upUna meta se conquista con amor a tu propia camiseta. Con una planeación cuidadosa. Con optimismo. Con inteligencia. Aprendiendo de tus errores, sabiendo comenzar de nuevo y ganando confianza en ti mismo a cada paso. Sin dejarte aplastar por un fracaso, ni dejarte volar por un éxito. Es una lucha muy personal que te llenará de vitalidad y te sacará adelante en tus momentos más difíciles.

Porque si realmente te lo propones no habrá nada que no puedas lograr. Y esto, es más que solo una frase.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s