MANEJO DE TEMORES RECURRENTES

  1. Los temores, generalmente, son alimentados por los pensamientos disfuncionales acerca de que si lo temido sucede, sería lo más terrible del mundo. Esta es la filosofía de la tremedización o catastrofización. Trata de enfrentar estos pensamientos, ponte como meta pensar en términos de verlo como un posible incoveniente en lugar de una tragedia devastadora.
  2. Acepta el hecho de que en la vida no hay garantías. Probablemente, tu deseas que alguien pudiera garantizar, definitivamente, que tus temores nunca van a suceder. Pero la vida no funciona así. Es el pequeño niño denttemores-y-miedos-3-224x300ro de ti que, de forma grandiosa demanda que el mundo funcione como tu quieres. Es natural que muchas situaciones puedan sucedernos: soledad, accidentes, enfermedades. Si estamos demandando que no suceda, estamos rehusando a aceptar la realidad adulta. Si tu quieres superar tus miedos es mejor que comiences a aceptar la realidad.
  3. No minimices tu habilidad para enfrentar los hechos negativos. Pregúntate a ti mismo ¿qué es lo peor que podría pasar si tu temos sucediera? Aunque lo peor sucediera, podrías enfrentarlo y soportarlo, de alguna forma. Cuanto mayor sea tu miedo, más estás subestimando tu capacidad adulta de enfrentar los problemas. Al planear como afrontar lo que tú temes, puede detener tu visión de que estas totalmente desamparado.
  4. Se realista acerca de la probabilidad de que tu peor temor se convierta en realidad. Por lo general exageramos la posibilidad de que los temores que nos provocan ansiedad ocurran. De hecho, aumentamos nuestra ansiedad pensando que tal hecho está a punto de suceder, de forma inevitable. Busca la evidencia sobre las probabilidades reales de que tus temores sucedan, casi siempre, la posibilidad de que suceda es mucho menor a la que originalmente imaginaste.
  5. Date cuenta de que no tienes nada que perder dejando de preocuparte. Asegúrate a ti mismo de que no hay necesidad de estar continuamente preocupado. Preocuparte no desaparece “por arte de magia” tus miedos. Preocuparte es una forma pobre de resolver los problemas. Se pueden solucionar problemas en sesiones de pensamiento cortas y constructivas. La ansiedad y las obsesiones interfieren en tu habilidad para pensar claramente sobre el problema.sr-6.png
  6. Detén a propósito tu ciclo del pensamiento continuo. Cuando estés atascado en tus temores deliberadamente dite ALTO. Puedes decirlo en voz alta y de forma forzada o gritarlo en tu mente.
  7. Date a ti mismo instrucciones de qué hacer en lugar de pensar obsesivamente. Por ejemplo:
    • Hacer ejercicios de relajación
    • Hacer deporte
    • Cambiar los muebles de tu cuarto de lugar
    • Escucha tu música favorita
    • Habla con alguien sobre cualquier tema de tu interés, trata de meterte a fondo en la conversación.
    • Ir al cine
    • Hacer ejercicios de imaginación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s