AUTOESTIMA

Los seres humanos tenemos cuatro elementos básicos (físicos, psicológicos, sociales y culturales) que determinan en gran medida lo que somos y lo que pensamos. El resultado de este entramado personal y es la autoestima. En algunas condiciones va creciendo la propia satisfacción, así como la seguridad ante uno mismo y ante los demás, pero en otras, esas mismas cuestiones parecen decrecer.

kisspng-logo-brand-presentation-adolescents-5b4401e3d6ad03.8272658815311835878793Por definición, la autoestima es un término evaluativo que se puede utilizar para describir cómo se siente una persona con respecto a su autoconcepto; es decir, la información que posee sobre sí misma. El autoconcepto y la autoestima desempeñan un papel importante en la vida de las personas, pues lo que una persona piensa y siente respecto a sí misma impregna todas las áreas de su vida.

Así, podemos decir sin temor a equivocarnos que el autoconcepto favorece el sentido de la propia identidad y constituye un marco de referencia desde el cual interpretar la realidad externa y las propias experiencias internas. Cuando nos desarrollamos de forma normal, transferimos la fuerte de aprobación del mundo a nosotros mismos; pasamos de lo exterior a lo interior.

Por esa razón, la autoestima es frágil y temporal, captada en graos, algunos de ellos nos colocan en condiciones de vulnerabilidad, siendo entonces necesario trabajar desde adentro. Reconstruir el autoconcepto para reforzar así la autoestima.

ALEJADOS DE LA GRANDEZA

En el proceso del desarrollo y en el proceso de la vida en si, resulta sumamente fácil mujer-fortaleciendo-autoestimaapartarse de un concepto positivo de lo que somos, o no llegar a formarlo nunca. Es probable, además, que estemos poco satisfechos con nosotros mismos a causa de la aportación negativa de los demás, o porque hayamos faltado a nuestra propia honestidad, integridad, responsabilidad y autoafirmación, o porque juzgamos nuestras acciones con una comprensión y una compasión inadecuadas.

Idealmente, todo el mundo debería disfrutar de un alto nivel de autoestima, experimentando tanto una fe intelectual en si mismo como una fuerte sansación de que merecemos ser felices. Por desgracia hay mucha gente a la que esto no se le ocurre.

Conviene recordar que la autoestima es siempre una cuestion de grado. Hasta ahora los especialistas no han conocido a nadie que careciera por completo de autoestima positiva, ni tampoco a nadie que no fuera capaz de desarrollarla. Cuando ésta se fortalece, crece la convicción de que uno es competente para vivir y merece la felicidad, y por tanto, se hace más sencilla la tarea de enfrentar la vida con confianza, benevolencia y optimismo, lo cual ayuda a alcanzar las metas y experimentar plenitud.

Cuanto más alta sea nuestra autoestima, mejor preparados estaremos para afrontar las adversidades; cuanto más flexibles seamos, más resistiremos las presiones que no hacen sucumbir a la desesperación o a la derrota. Cuanto más la alimentemos, más posibilidades tendremos de ser creativos en nuestro trabajo, así como tendremos mayores prosbilidades de entablar relaciones enriquecedoras y no destructivas, porque así como hay leyes que gobiernan al ser humanos, también las hay que regulan el universo, y una de ellas, quizá la mas importante, manifiesta que lo semejante se atrae entre sí, porque el respeto por uno mismo es la base del respeto por los demás.

Éstas son las recompensas de la confianza y el respeto por nosotros mismos, ya que la paz y la tranquilidad comienzan en nuestro interior.

autoestima-en-niños

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s