CÓMO DESARMAR LOS CELOS DE PAREJA (PRIMERA PARTE)

PRIMER PASO

IDENTIFICAR LA CAUSA

En una terapia de pareja, lo primero que hace el especialista es oír ambas partes para identificar qué detonó el conflicto. Es importante destacar todos los puntos que parecen clave sin ocultar ninguno: ¿cuándo comenzaron?, ¿bajo qué circunstancias aparecen? En casa podemos hacer este primer paso sin ayuda de un terapeuta.

Cabe mencionar que los celos se insertan en la vida cotidiana siguiendo una pauta o secuencia de acciones y reacciones de un episodio específico. Sin complicarnos, veamos un ejemplo para hacer el punto más claro.

Georgina y Oscar llevan casados cinco años, ella es una bailarina de danza folklórica, mientra que él es un reportero. Ambos tienen 36 años. En las reuniones de familia, Óscar se queja de que ella aprovecha cualquier oportunidad para alejarse de él. Goergina, por su lado, argumenta que la trata de forma injusta.

En realidad, cuando Georgina se va de viaje, no le toma las llamadas a Óscar, lo que desata la desconfianza de su pareja. Óscar, sin embargo, no se da cuenta de que hablarle cerca de 20 veces al día es lo que ha orillado a su mujer a ignorar los llamados.

¿Cuál es el problema? Para comenzar, una clara falta de comunicación. Si Georgina entendiera que no tomarle al menos una llamada a Óscar lo pone ansioso. Y si éste comprendiera que ella va a trabajar, por lo que necesita que sea más comprensivo y menos insistente. Esta simple identificación es el primer paso.

SEGUNDO PASO

INTERRUMPIR LA PAUTA

Si ya se identificó la raíz del problema, el segundo paso es suspender de común acuerdo la pauta. ¡No lo vuelvan a hacer!

Para que esto tenga el éxito que se espera, se necesita de un común acuerdo para que ambas partes salgan ganando. El en caso de Georgina y Óscar, podría ser una o dos llamadas al día y si ella no la puede tomar porque está ocupada en ese momento, regresarla en cuanto pueda.

Claro que las cosas no resultan tan simples como se plantea, requiere tiempo y esfuerzo para que tenga éxito. Pero sobre todo, se necesita de una actitud constructiva y cooperadora de ambos, pues sólo de esta manera se va a mejorar la relación.

Este segundo paso tiene que estar libre de resentimiento que pudiera conducir a una revancha. Tal vez convenga a este propósito hacer caso a las creencias y opiniones que tengan el uno del otro, y restañar el buen concepto si es necesario. Por ejemplo, si se desconfía de la pareja, sería conveniente -por el momento- tratar de comportarse como si se confiara en él (ella).

Lo destacable de este punto es reconocer ante todo los sentimientos de cada uno, pero centrándose en la conducta.

TERCER PASO

CONTEXTUALIZAR LOS CELOS

Los celos llevan implícito un mensaje o una necesidad, este trasfondo es el contexto de la emoción, ¿qué realmente la desata? Volviendo al caso de Óscar con Georgina, lo que desencadena las ansias de él es la idea de que ella le pueda ser infiel, pero si se le rasca todavía más profundo, se podrían encontrar términos relacionados con el ciclo vital y el contexto social.

Uno siempre se pregunta: “¿Por qué ahora emergen los celos?”, o “¿Por qué ahora molesta su conducta?”, la respuesta siempre va a ser la misma, porque se encuentran en el momento en que la situación comienza a significar un fastidio. Habiendo tantos motivos para gatillar una disputa, como jornadas laborales largas, viajes de trabajo, desplazamientos de ida y vuelta al trabajo, el dinero, los amigos, precisamente hay unos cuantos que llegan a conseguirlo. Éstos, si se analiza detenidamente, tienen una relación directa con la estructura de la personalidad.

Es preciso que cada miembro de la pareja descubra sus emociones negativas dándoles una explicación. Todo celo lleva un trasfondo. Cada emoción negativa tiene un mensaje implícito. Lo ideal es identificarlo.

Resulta curioso, pero siempre que se contextualizan los celos, en término de palabras, dejan de ser algo catastrófico. Esto sucede porque al identificarlos y encontrar su verdadero origen, se comienza a tener el control de la situación. No significa que esté todo dominado, pero se dan enormes saltos para lograrlo.

Los factores contextuales que influían en la dinámica de nuestro ejemplo, la relación de Georgina y Óscar, eran los siguientes. Antes de su matrimonio, la familia de él exigió un acuerdo prematrimonial que ella se negó a firmar (él provenía de una familia adinerada). Óscar accedió, sin embargo, se estableció una sensación de desconfianza y perdió el deseo sexual por ella. Georgina no le daba importancia al tema y hasta se había olvidado de él por completo.

A Óscar lo que realmente le aterraba era que Georgina le quitara, al separarse, gran parte de su fortuna familiar. Las ansias no provenían de la idea de que ella le pudiera estar siendo infiel, sino que encontrara a alguien con quien pudiera marcharse, y al hacerlo le exigiera dinero.

Es probable que para llegar al verdader contexto de celos, se tengan que hacer abstracciones de manera individual, hágalo pero al final es conveniente que la otra parte conozca el verdadero trasfondo de la situación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s