E-WEST. CONTAMINACIÓN ELECTRÓNICA

Pocas cosas hay que sean tan tóxicas como la basura electrónica. Sin embargo, la conciencia individual y colectiva al respecto escasea, tal como lo demuestran los porcentajes de lo que se recicla en el mundo del e-waste.

El e-waste o desecho electrónico es cualquier aparato de energía eléctrica cuyo periodo de vida útil ha culminado y al cual un mal tratamiento provoca un gran daño ambiental para todo en el planeta.

El deseo de los consumidores por poseer lo mejor y más moderno está contribuyendo a un problema ambiental de creciente seriedad y preocupación. El e-waste es uno de los flujos de desechos de más rápido crecimiento en las regiones en desarrollo, emergentes y desarrolladas.

Según la Universidad de las Naciones Unidas (UNU) en 2018 se desecharon aproximadamente 50 millones de toneladas de aparatos eléctricos en todo el mundo. De estos, una cuarta parte —9.3 millones de toneladas— fueron dispositivos personales como celulares, tabletas, laptops y televisores.

México genera 350 mil toneladas de e-waste, del cual sólo se recicla el 10%.

En otros lugares del mundo, como EE.UU. y Canadá, el reciclaje es de apenas un 20%.

En la mayoría de los países no existen regulaciones adecuadas para este problema, que ha aumentado de manera proporcional a la demanda de aparatos electrónicos. Esta irresponsabilidad de los gobiernos, aunada a la llamada obsolescencia programada y a nuestros malos hábitos de consumo –que nos hacen tirar muchos gadgets porque ya no son “la última tecnología”–, está agravando la problemática.

Por eso, lo primero que debemos hacer es ser conscientes de ello. No debemos dejarnos llevar por el banal deseo del consumo, y debemos evitar lo más posible contribuir a la producción desmedida de aparatos que se volverán basura tecnológica en poco tiempo.

Pero existen, además, muchas otras cosas que puedes hacer con tu basura electrónica. Aquí te dejamos algunas ideas.

ENFRENTAR EL PROBLEMA

El mayor desafío al que se enfrentan los responsables de la política de residuos electrónicos se encuentra en los países en desarrollo. La mayoría de esas naciones no practican la clasificación de residuos y todo llega a terminar en el mismo tiradero: aparatos, papeles, orgánicos, desechos químicos.

Las regulaciones y los incentivos al reciclaje son la primera política pública a desarrollar en las naciones. En Finlandia, por ejemplo, el gobierno modificó la clasificación de los desechos electrónicos por tamaños y —de esta manera— ha desarrollado incentivos fiscales para que tanto individuos como empresas reciclen y traten sus desechos.

El camino no es sencillo, tratar las consecuencias del e-waste es una prioridad, aunque las causas —sobretodo el consumismo excesivo— también deberían preocupar.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

https://www.muyinteresante.com.mx/medio-ambiente/e-waste-contaminacion-electronica/

https://ecoosfera.com/basura-electronica-que-hacer-con-e-waste-reciclar/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s