ANOREXIA

Las personas con este trastorno se niegan a mantener su cuerpo con un peso situado dentro de los límites de la normalidad, tienen mucho miedo de aumentar peso o de llegar a ser obesas y están exageradamente preocupadas por su figura. Además, la valoración que hacen de sí mismas como personas viene determinada por la opinión sobre su cuerpo.

El 90-95% de las personas afectadas son mujeres y la edad suele estar entre los 12 y los 25 años, y es más frecuente entre los 12 y los 17.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) ha clasificado la anorexia y la bulimia como trastornos mentales y de comportamiento.

SÍNTOMAS

Hay diversas formas de detectar la enfermedad, entre las cuales, cabe destacar las siguientes:

  • Negación a mantener un peso igual o superior al valor mínimo que corresponde a su edad y altura.
  • Pérdida importante de peso, y afirmar que se está gordo aunque se esté delgado.
  • Reducir el consumo de alimentos, especialmente los que contienen más grasa o calorías.
  • Se vuelven cada vez más introvertidas y más aisladas de toda su vida social.
  • Agresividad, tristeza y aislamiento de la familia y amigos.
  • Juzgar su vida bajo la visión de la imagen personal, la belleza, el triunfo, …
  • Concentración en los estudios pero con más dificultades que antes.
  • Comer sola.
  • Aumento del ejercicio físico desmesurado.
  • Consumo de diuréticos y laxantes.
  • Irregularidades y pérdida de la menstruación.
  • Frío, estreñimiento.

TRATAMIENTO

El tratamiento más eficaz es el denominado cognitivo-conductual por parte de un equipo médico multidisciplinar (médicos, enfermeras, psicólogos, …) con el apoyo de la familia. Los profesionales que se tienen que ocupar de estos enfermos son psiquiatras especialistas que tienen un equipo multidisciplinar. El tratamiento inicial lo realiza el equipo al completo y más adelante se pueden ocupar los distintos profesionales individualmente.

Únicamente se aplica un tratamiento farmacológico si hay patologías añadidas, como la depresión.

Una parte importante del tratamiento conlleva adquirir conductas de alimentación adecuadas.
La familia siempre tiene que apoyar al equipo médico. Su desconfianza es muy negativa para el enfermo. La familia tiene que colaborar y solicitar a los profesionales aclaraciones sobre el desarrollo del tratamiento i que ayuda pueden aportar.

RECUPERADO DE:

ANOREXIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s