TRASTORNOS PSICOSOMÁTICOS

Los trastornos psicosomáticos son aquellos trastornos en los que los factores psicológicos juegan un papel muy importante en el trastorno físico; es decir, estos factores pueden contribuir en diversa medida a la iniciación o al empeoramiento de un determinado padecimiento físico.

Algunas de las condiciones que pueden favorecer la aparición de trastornos psicosomáticos son los estilos de afrontamiento negativos; las conductas desadaptativas relacionadas con la salud (el sedentarismo, la mala alimentación, el consumo de sustancias…) y las respuestas fisiológicas asociadas al estrés.

Además, en determinadas condiciones médicas los factores psicológicos pueden influir de diversas maneras; interfiriendo con el tratamiento de la condición médica, alterando el curso de la enfermedad, constituyendo un factor de riesgo adicional para la salud del individuo o agravando los síntomas a través de respuestas fisiológicas asociadas al estrés.

Los trastornos psicosomáticos también están muy influidos por factores sociales y culturales; existiendo una gran variabilidad y formas en que pueden presentarse. Algunos ejemplos de trastornos psicosomáticos son: hipertensión, taquicardias, cefaleas migrañosas y/o tensionales, asma bronquial, alergias, síndrome de colon irritable, colitis ulcerosa, tics, temblores, lumbalgias, contracturas, psoriasis, trastornos sexuales…

La intervención terapéutica en estos casos es tanto farmacológica y psicológica. Con una adecuada evaluación, tratamiento y seguimiento se consigue una mejoría en la calidad de vida; reduciendo los estados de ansiedad y depresión que puedan estar relacionados; entrenando la gestión de las emociones, aprendiendo estrategias de afrontamiento y eliminando conductas que puedan propiciar la aparición de enfermedades.

Los trastornos psicosomáticos pueden afectar a cualquier órgano, sistema, tejido o estructura. Su impacto es inmenso, de ahí que no debamos minusvalorar el poder de nuestra psique. Asimismo, es necesario diferenciar los trastornos somatomorfos de los psicosomáticos. Mientras en los primeros nunca hay síntoma físico, en los segundos sí existe un daño visible en el organismo (por ejemplo, las úlceras).

  • Un ejemplo más clásico de los trastornos psicosomáticos son las dermopatías, como el eczema, urticaria, infecciones, acné…
  • La hipertensión, las taquicardias, la sensación de ahogo o los pinchazos en el corazón son otro síntoma.
  • Los trastornos del sistema digestivo son muy comunes, siendo el colon irritable y las úlceras las condiciones más habituales.
  • Los dolores de cabeza intensos, como las migrañas también son muy comunes.
  • Pérdidas de memoria.
  • Asma bronquial.
  • Dismenorrea, desórdenes menstruales…
  • Alopecia.
  • En casos muy extremos, hay personas que pueden experimentar ceguera temporal, falta de movilidad en alguna extremidad, desmayos, etc.

Técnicas para el tratamiento de los trastornos psicosomáticos

  • Las técnicas de relajación son siempre muy efectivas.
  • La terapia cognitivo-conductual es de gran ayuda para conseguir que los pacientes aprendan nuevas formas de sobrellevar sus problemas. Comprenderán sus realidades internas, aplicarán objetivos de vida realistas e identificarán qué patrones de pensamiento deben cambiar para tener un estilo de vida más positivo.
  • Asimismo, otro tipo de terapia que suele traer resultados positivos a la hora de abordar conflictos mentales y emocionales, así como trastornos de ansiedad es el psicoanálisis.
  • Las terapias de grupo como el psicodrama, creado en su día por Jacob Levy Moreno, es otra estrategia idónea, revulsiva y muy gratificante que se puede probar para observar si genera en la persona los resultados esperados.

Para concluir, señalar la importancia y el desafío que supone para muchos médicos tratar de ofrecer una solución para todas esas personas que a día de hoy sufren enfermedades psicosomáticas. Son realidades a veces muy duras que merecen nuestra atención y sensibilización.

RECUPERADO DE:

https://lamenteesmaravillosa.com

https://www.centrotap.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s