SÍNTOMAS DE LA DIABETES

1. Aumento de las ganas de orinar

Uno de los primeros síntomas de la diabetes suele ser un aumento considerable en la frecuencia con la que orinamos, lo cual demuestra una presencia excesiva de glucosa en nuestra sangre. La frecuencia con la que acudimos al baño incrementa debido a la falta o ineficacia de la insulina, y la consecuente incapacidad de los riñones para filtrar.

En definitiva, nuestro organismo trata de expulsar el exceso de glucosa por las vías con las que cuenta, siendo la orina la más recurrente. Nótese también que en estos casos nuestro orín puede desarrollar un olor especial. Por lo que si tu frecuencia de orinado aumenta considerablemente acompañado de un cambio de olor, no dudes en consultar a tu médico.

2. Aumento de la sed

Este punto está directamente relacionado con el anterior. Es evidente que si aumentamos la frecuencia con la que orinamos, necesitaremos beber más agua para compensar la pérdida y mantenernos hidratados.

El agua supone una gran herramienta para limpiar nuestros riñones del exceso de glucosa. Si sientes una sed sobrenatural no te prives de los litros que tu cuerpo te pida, recuerda beber siempre tanto como necesites.

3. Pérdida de peso

Man drinking water from huge water bottle

Una pérdida rápida y considerable de peso es uno de los síntomas más clásicos de la diabetes de tipo 1. ¿A qué se suele deber? En estos casos nuestro organismo deja de producir insulina, de forma que nuestro cuerpo debe buscar alternativas como fuente de energía. Así, lo consigue rompiendo los tejidos musculares y la grasa, dando lugar a una pérdida considerable de peso.

Este síntoma también puede manifestarse en pacientes de la diabetes del tipo 2, aunque la pérdida de peso no suele darse de forma tan drástica en estos casos.

4. Cansancio y debilidad

Como ya hemos comentado, la falta o inactividad de la insulina hace que la glucosa no se transporte a las células. Ante esta carencia de la hormona de la energía, las células se ven cansadas y debilitadas. Esto hace que un diabético pueda sentirse más cansado de lo normal.

Si durante tu jornada habitual notas que tu organismo se cansa con mayor facilidad, que ya no puedes seguir el mismo ritmo o que tu organismo se debilita por días, puede ser que tengas un problema en la producción de insulina por lo que sería recomendable consultar con tu médico.

5. Hormigueo y agarrotamiento de las extremidades

Al no transportarse la glucosa a las células se va acumulando en nuestra sangre. Esto también daña nuestro sistema nervioso, especialmente en extremidades como manos y pies. Este mal es conocido como neuropatía y se manifiesta a través del agarrotamiento de pies y manos, además de esa sensación recurrente de hormigueo.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

Bertrand Regader. Psicólogo educativo en Barcelona | Director de Psicología y Mente. Recuperado de: https://psicologiaymente.com/salud/como-saber-si-tengo-diabetes-sintomas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s