¿QUÉ ES EL ESTRÉS?

Desde el enfoque biológico, el estrés se entiende como el conjunto de reacciones fisiológicas que preparan al organismo para la acción y tiene como función principal proteger al individuo; por ello, la respuesta al estrés no es optativa ni voluntaria, sino automática.

Desde el enfoque psicológica, el estrés es resultado de una relación particular entre el individuo y su entorno que es evaluado por éste como amenazante o desbordante de sus recursos y que pone en peligro su bienestar (Lazarus y Folkman, 1991).

El estrés es un conjunto de respuestas fisiológicas, cognitivas, emocionales y conductuales altamente organizadas de nuestro organizadas de nuestro organismo que siempre están presentes y preparan al individuo -concentrando su atención, acelerando su tiempo de reacción y aumentando su fuerza y agilidad- para mantenerse alerta, adaptarse, sobrevivir y enfrentar situaciones estresantes.

Todas las personas necesitan cierto nivel de estrés para mantenerse alertas y enfrentar desafíos; por ello, el organismo responde con estrés, sin importar si una situación es amenazante, divertida o trivial.

Por ejemplo, algunas personas disfrutran subiéndose a la montaña rusa para experimentar esa descarga de adrenalina que produce el éstres; sin embargo, otras personas pueden experimentar esa misma activación o descarga como algo amenazante porque les da miedo la altura o porque no disfrutan esas sensaciones.

Desde el enfoque biopsicosocial, el estrés se aborda como un proceso que incorpora tanto los estresores, como las respuestas fisiológicas, cognitivas, emocionales y conductuales; la interacción entre el individuo y su entorno.

Lazarus y Folkman (1991) establecen los procesos de evaluación cognitiva y de afrontamiento, como mediadores de la interacción entre el individuo y el entorno. La evaluación cognitiva tiene una fase primaria y una secundaria.

En la fase primaria se evalúa la situación y su impacto para el individuo; si se percibe como un daño o amenaza, entonces se evalúa como una situación estresante. En la fase secundaria se analizan y evalúan las habilidades y los recursos de que se dispone para enfrentar la situación de manera efectiva.

Después de evaluar tanto la situación, como las habilidades y los recursos personales disponibles, se generan las estrategias de afrontamiento de la situación estresante y/o el control de las emociones (Lazarus y Folkman, 1991).

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz. (2013). Estrés y Salud Mental -Estrategias para el Manejo Integral de Estrés. México

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s