CUIDA DE TI AUNQUE MOLESTE A LOS DEMÁS

Ocuparse bien de uno mismo

  • Escanear regularmente tu estado físico y tener en cuenta el resultado, es decir, cuidar del estado de tu cuerpo.
  • Explorar y escuchar todos los sentimientos y necesidades y enseguida actuar para satisfacer las necesidades básicas.
  • Dialogar, sociabilizar, confiar, pues “cuando se comparte una alegría, aumenta; y cuando se comparte una tristeza, disminuye”.
  • Dedicar momentos a encontrarte contigo mismo, momentos de interioridad y de soledad. La paz interior permite que la creatividad y el corazón se expansionen.
  • Curar las heridas de la infancia. Cada ser humano, sea consciente o no, vive experiencias difíciles o traumáticas. A veces es bueno volvernos hacia nuestro pasado y reparar lo que nos ha herido, a fin de sanar las partes de nosotros mismos que lo necesiten. La cura de nuestras heridas se hace de diferentes formas: la bondad de los seres que nos encontramos en el camino, la escucha por terapeutas formados en esta especialidad, la lectura o el descubrimiento de testimonios de personas que hayan vivido traumas similares, etc.

Darte gustos

Es tomarte un tiempo para vivir, respirar, moverte, divertirte, jugar, relajarte, etc., siendo consciente de que, si comienzas a atreverte a cuidar de ti, tu entorno resultará frustrado, pues te verá menos disponible, aunque “está todo bien” mientras esto no moleste a nadie. Esto lo verás reflejado en amistades, entorno social, hasta en la familia por que te estás ocupando en ti, y dejas de pensar y ocuparte solamente en los demás, mientras no dañes a nadie, todo estará bien.

Saber cuales son tus limites

Cuando das, sean cuales sean las razones, esto produce tanto bien al dador como al receptor. En efecto, está probado científicamente que:

“La acción de dar o de cooperar está fisiológicamente ligada a una sensación de placer. ASí, tenemos un motivo egoísta para ser generosos, y las buenas acciones actúan en nosotros como una droga sin efectos secundarios”.

Stefan Einhorn, L’art d’etre bon

“Los egoístas estúpidos piensan en ellos mismos, y el resultado es negativo.

Los egoístas listos piensan en los demás, les ayudan y obtienen también beneficios”.

Dalai-Lama

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s