SINDROME DE LA BELLA DURMIENTE

También conocido como síndrome de la bella durmiente, el síndrome de Kleine Levin es un trastorno de origen neurológico que se caracteriza por la presencia de episodios de una profunda hipersomnia, en la que el individuo puede llegar a dormir hasta veinte horas seguidas.

Además de la hipersomnia, resultan característicos de este síndrome la presencia de alteraciones cognitivas y conductuales. La memoria y la capacidad de raciocinio y de juicio también pueden verse alteradas, así como es frecuente observar enlentecimiento físico y mental y fatiga.

En el período en el que está despierto el individuo con síndrome de Kleine-Levin manifiesta una conducta desinhibida e incluso compulsiva, con hiperfagia e hipersexualidad y una actitud entre infantil y agresiva. El sujeto tiene una emocionalidad lábil e irritable que puede desencadenar en actuaciones violentas. En ocasiones pueden observarse también la presencia de fenómenos disociativos como la desrealización, o alteraciones perceptivas como alucinaciones.

Este trastorno suele iniciarse frecuentemente en la adolescencia, con mayor prevalencia en varones, cosa que les provoca una severa incapacidad en los períodos de tiempo en el que presentan los síntomas. 

Los episodios pueden durar días o semanas, y pueden ocurrir numerosas veces a lo largo del año. Sin embargo, en el período de tiempo entre los diferentes episodios el comportamiento y la cantidad de sueño es normativo, recuperando sus funciones mentales normales y pudiendo realizar vida normal en esos momentos.

  • Hipersomnia

La duración del sueño abarca un rango entre 15 y 24 horas por día. Luego de estar ese tiempo dormidos, los pacientes despiertan espontáneamente.

Estos episodios se presentan en promedio durante 10 días y no se rigen por un patrón circadiano.

Con frecuencia las crisis están precedidas de un cansancio abrumador e irresistibles ganas de dormir.

  • Desórdenes alimentarios

Los pacientes a menudo exhiben hiperfagia, es decir, comen de manera compulsiva, aunque se ha observado que esta característica no se presenta en todas las crisis.

  • Comportamiento desinhibido

La hipersexualidad se presenta mayormente en los hombres. Se manifiesta por incremento de la masturbación, uso explícito de lenguaje sexual y exposiciones en público de las partes más íntimas.

  • Disfunción cognitiva

Muchos pacientes muestran problemas cognitivos, dígase dificultades para la comunicación, lectura y uso de la memoria.

También se han reportado dificultades para la concentración y reducción de la capacidad para prestar atención.

  • Problemas psiquiátricos

La depresión durante los episodios de crisis resulta más frecuente en las mujeres.

También constituyen otros problemas la ansiedad y las alucinaciones.

Incluso se ha reportado la presencia de comportamientos antisociales como el hurto y la provocación de incendios.

RECUPERADO DE:

https://psicologiaymente.com/clinica/sindrome-kleine-levin

El síndrome de la bella durmiente: cuando duermes más de 15 horas sin poder resistirlo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s