EL NOVIAZGO ¿PARA QUÉ?

El ser humano, por naturaleza, busca la felicidad. No siempre la encuentra, pero toma decisiones y recorre senderos que cree que le llevarán a ella. Cada uno tiene su muy particular idea de lo que sería una vida feliz, satisfactoria. Para muchos, esa vida incluye necesariamente una pareja.  Cada noviazgo es una historia diferente. Realmente no importa cómo se le llame, estamos hablando de una relación exclusiva de dos, que probablemente termine en unión de convivencia.

Tumblr_lh2wnzjh341qcyfci_(1)

Es importante subrayar que lo que caracteriza al noviazgo en contraste con la relación de convivencia, llámesele matrimonio o amasiato, es el grado de libertad de compromiso. Lo que distingue un estado del otro es que en uno hay libertad de decisión y en el otro la decisión ya está tomada, y además se han adquirido obligaciones establecidas por la ley. El noviazgo no es un estado civil. No se puede citar la condición de novio como estado legal cuando a uno le preguntan por su estado civil. Se supone que todo lo que se hace o deja de hacer es de mutuo consentimiento.

La mayoría de los enamorados que inicia una relación sueña con un final feliz. Desean que su amor se sobreponga a las dificultades de la vida cotidiana y se prolongue en el tiempo, conservando la magia y el encanto de los inicios. Pocos lo consiguen. ¿Por qué?

Uno de los objetivos del noviazgo es el conocimiento mutuo. Sin conocer al otro es imposible amarlo. Sin embargo, es aquí donde fracasan la mayoría de las relaciones. Creen conocerse pero es es un engaño. En el fondo no quieren conocer a su pareja, lo que quieren es que sea como la figura ideal que cada quien se ha formado. Está bien buscar a quien se complemente con esa figura ideal, lo que es absurdo es pedir a otro lo imposible: que se transforme para cumplir las propias expectativas.

Lo que muchos olvidamos es que, para conocer, primero hay que aceptar que no sabemos. En el enamoramiento es tan grande el deseo de que el otro sea como nuestra

73634_119407_tu_500_281

 fantasía que se nos olvida hasta que tiene un pasado. Una nueva relación jamás puede pretender ser el inicio de una nueva vida; será siempre la prolongación de una vida ya vivida.

Si se logra que dos se conozcan como son, con base en este conocimiento se pueden amar, o no.

“Primero me miento acerca de lo que la otra persona es. 

Luego me miento acerca de que mentí.

Al final estoy muy enojado porque el otro no es como la mentira que me conté.”

S. Wolinsky

Durante la etapa de noviazgo pueden observarse muchos rasgos de la personalidad: sentido del humor, reacciones emocionales, capacidad de escuchar y comunicarse, hábitos, carácter, defectos, gustos, creencias. Es cuando uno puede considerar la posibilidad de convivir con todo eso. La decisión de vivir juntos debe ser inteligente. Sin embargo, muchas relaciones saltan del enamoramiento al planteamiento de unirse.

4379780_640pxUn compromiso formal sugiere mucha reflexión, el análisis de muchas posibilidades. Qué le toca a cada quien, cuáles son los derechos y las obligaciones, de qué se va a tratar. El compromiso se anuncia como si el futuro éxito de la relación se afianzara mientras más gente lo sepa. Todo esto es muy agradable. Recibir los buenos deseos y la aprobación de los seres queridos es alentador, pero no sirve para hacer a dos personas compatibles.

La irrenunciable tentación es querer cambiar a la otra persona para que se parezca a la imagen ideal que uno se ha hecho del otro. Sin embargo, a la pareja se le acepta o no tal como es; con sus decisiones, con su historia y su crecimiento personal.

En el noviazgo se establecen las reglas del juego. Aunque no se hablen ni queden escritas. Todos los fracasos de parejas, casadas o no, empezaron en el noviazgo. Los éxitos también. No hay nada de suerte en esto, lo que suele haber es ceguera. Es una etapa para ver y conocer; sin esto, es completamente inútil. Presuponer no sólo es estúpido, es uno de los errores más frecuentes en las relaciones amorosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s