FOBIAS: LA FORMA EN QUE TE RELACIONAS CON OTRAS PERSONAS

Resultado de imagen para fobias

La tendencia a la ansiedad puede ser hereditaria, pero no hay pruebas que hagan pensar que la agorafobia y la fobia social tengan ninguna causa directamente heredada. Los ataques de pánico no se pasan de una generación a la siguiente, y si tú lo padeces, no tienes por qué suponer que lo mismo haya de sucederle a tus hijos.

Dos factores importantes influyen en nuestras vidas, la de la herencia y la del miedo. Aunque al parecer la herencia no desempeña ningún papel en la susceptibilidad de una persona a los ataques de pánico, no se puede decir lo mismo del ambiente.

El proceso del “modelado”

Se ha comprobado que las personas que padecen los miedos específicos más comunes (por ejemplo las arañas, la serpientes y los truenos) tienen algún pariente cercano , por lo general alguno de los padres, que comparten su miedo. Los mamíferos jóvenes tienen un instinto natural que los lleva a copiar el comportamiento de los padres, un proceso por el cual aprendemos a sobrevivir al que se le llama “modelado”. Por eso no es sorprendente que un niño, al ver que uno de los padres tiene miedo antes de algunas cosas, aprendan a su vez a temerles. De esta manera la fobia se transmite de padres a hijos.

Resultado de imagen para padres e hijos con fobias

Un niño puede también tomar como modelo a un padre no fóbico. Un padre fóbico puede además esforzarse por conseguir que el niño no se de cuenta de su fobia, procurando ocultar los síntomas, para así evitar la probabilidad de que se produzca el modelado.

Las fobias específicas no se adquieren solamente por modelado. Es muy común que en un niño aparezca una fobia debido a otras circunstancias. El miedo a los perros es un buen ejemplo. Con frecuencia un miedo así apareces en un niño después de que un perro lo ha mordido o asustado. En tales circunstancias el modelado puede invertir la fobia si los padres hacen ver deliberadamente a su hijo que a ellos los perros les gustan y no les tienen miedo. Tácticas similares se pueden aplicar también a otras fobias específicas.

Para que se pueda desarrollar una fobia por modelado, el niño tiene que darse cuenta de qué es lo que inspira miedo al padre o a la madre. Algo que generalmente es obvio en caso de truenos, arañas y otras fobias específicas. Pero la conexión no está tan clara cuando se trata de ataques de pánico.

Los ataque de pánico se perpetúan por obra del miedo a que el ataque se repita, un miedo que crece en la mente del paciente, sin que sea fácil observarlo o entenderlo desde afuera. Por eso es improbable que el niño imite el comportamiento de pánico, y de hecho hay pocas pruebas de que se den ataques de pánico entre los hijos de los pacientes.

Resultado de imagen para ataques de pánico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s